Hot cakes clásicos y de buttermilk.

Podemos tener los ingredientes básicos y hacer hot cakes caseros y deliciosos cuando se nos antoje o queramos hacer un desayuno sorpresa. La verdad es que con esta receta no tengo que acordarme de poner en la lista del super harina para hot cakes, o quedarme con el antojo hasta la siguiente vez que vaya de compras, o comprar en un restaurante, lo único que hago es reponer ingredientes que se me vayan acabando, así siempre tendré como hacerlos. Esto funciona también si hacemos galletas, pasteles, panes o cupcakes desde cero.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 3/4 de taza de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida (puede sustituirse con aceite vegetal)
  • 1 taza de harina

Pasos

  1. En un bowl mediano, batir el huevo con globo hasta quedar esponjoso.
  2. Incorporar los demás ingredientes hasta que la harina esté humedecida; No mezclar de más o los hot cakes quedarán duros.
  3. Cocinar en sartén o plancha untando mantequillla en la superficie.

Versión Buttermilk

Para hacerlos de buttermilk hay que sustituir la leche por 1 taza de buttermilk, reducir el polvo de hornear a 1 cucharadita y agregar 1/2 cucharadita de bicarbonato.

Si no tienes buttermilk, existe un fabuloso sustituto que es el que yo uso. Esto es medir una cucharada de vinagre de manzana orgánico, verterlo en una taza medidora, completar 1 taza con la leche de tu preferencia y mezclar.